noviembre 10, 2019

Consejos de seguridad ante una avalancha de nieve

 

Como actuar ante una avalancha de nieve

Si lo tuyo son los deportes de nieve, seguro que después de una gran nevada, no ves el momento de llegar a la montaña para disfrutar de la nieve recién caída. Pero ¡cuidado! porque hay muchas cosas que pueden sorprenderte en la montaña, y una de ellas, y, encima de las más peligrosas, por desgracia, son las avalanchas. Por eso, en este artículo queremos explicarte como actuar ante una avalancha de nieve.

Las avalanchas de nieve, conocidas como aludes, no son otra cosa que una masa enorme de nieve que se desplaza por la ladera de una montaña de una  forma violenta. Como consecuencia de esta violencia, arrastra todo lo que encuentra a su paso. Las avalanchas afectan a montañeros y esquiadores sobre todo. Pero, hay veces que se producen en caminos y carreteras, por lo que, cualquiera puede verse afectado en un momento dado.

Teniendo esto en cuenta, creemos que es lo suficientemente importante para no olvidarnos de este fenómeno, y, por eso, queremos daros unos consejos básicos de seguridad para que podáis evitar sufrir las consecuencias de una avalancha.

Como prevenir una avalancha de nieve

Conoce los tipos de avalanchas

Primero de todo, tienes que conocer los distintos tipos de avalancha que hay.  Son tres, principalmente:

Avalancha de nieve reciente o nieve en polvo.  Son las más peligrosas y destructivas puesto que tiende a desatarse de forma espontánea cuando ha nevado mucho y la ladera de la montaña no puede soportar la nieve acumulada. Como consecuencia, empiezan en un punto y arrastran todo lo que encuentran a su paso. Es por esto que, por muchas ganas que tengas de ir a la montaña, las 24 horas siguientes a una nevada intensa son muy peligrosas.

Avalanchas de placa. En segundo lugar, encontramos este tipo de avalanchas. Como su nombre indica, se produce cuando una placa de nieve compacta se desprende del resto del manto y empieza a decender de forma violenta. Estas avalanchas son las que causan más accidentes en nuestras montañas, ya que además, son las más impredecibles. Suelen ser provocadas por el viento o por los propios esquiadores.

Avalanchas de fusión. Para finalizar, encontramos este tipo de avalancha que es el de nieve húmeda. Se suelen producir a finales del invierno y en primavera, por los cambios de cohesión en el manto de nieve. Se suelen activar con el viento caliente, el sol o el sobrepeso del manto de nieve. Por suerte, estas avalanchas suelen ser bastantes previsibles, porque suelen producirse cada año en los mismos lugares.

Infórmate sobre el riesgo de avalanchas

Hoy en día, existen elementos de prevención que pueden ayudarte a conocer el estado de la montaña antes de ir a practicar tu deporte favorito. Lo más importante es que consultes el riesgo de aludes marcado por una escala europea. Esta escala t va a marcar el riesgo por niveles (cinco desde el riesgo débil a muy fuerte). Además, es la que utilizan las instituciones y estaciones para advertir del riesgo real de avalanchas.

Como actuar ante una avalancha de nieve

Lleva el equipamiento necesario

Hay tres elementos fundamentales que componen el equipo básico de rescate en caso de avalancha:

  • ARVA. Es un equipo transmisor/receptor que emite una señal a una frecuencia determinada, por lo que, los equipos de rescate van a poder localizar a las víctimas de una avalancha más fácilmente.
  • Sonda. Es una varilla telescópica que puede ser de aluminio, fibra o acero. La sonda sirve para saber a que profundidad se encuentra la víctima una vez hemos localizado la zona con el ARVA.
  • Pala. Por último necesitarás una pala. Tiene que ser sencilla, compacta y plegable para que la puedas llevar en la mochila. Una vez sepas dónde está la victima y a la profundidad exacta, necesitarás la pala para cavar.

Consejos de prevención

  • No vayas nunca solo fuera de pistas o a hacer esquí de montaña. Disfruta de tu deporte favorito siempre acompañado.
  • Infórmate si ha habido una avalancha en las últimas 24 horas.
  • Evita las áreas con acumulaciones recientes de nieve y las laderas de mucha pendiente.
  • Te recomendamos que realices, al menos, un curso de prevención de aludes.
  • Evalúa los riesgos de réplicas de avalanchas antes de intentar un rescate.
  • Evita salir en las horas en las que el sol es más intenso, aproximadamente de 14:00 a 17:00.
  • Lleva tu móvil siempre con batería.
  • Evita cruzar pendientes mayores de 45º sin árboles y cargadas de nieve. Si puedes, intenta incluso pasar por debajo de ellas.
  • Tienes que evitar las cornisas y los pasos estrechos.
  • Infórmate sobre las zonas que son más propensas a sufrir avalanchas.

Como actuar ante una avalancha de nieve

Como actuar ante una avalancha de nieve

Si aún tomando todas las medidas de seguridad necesarias, tienes la mala suerte de verte sorprendido por un alud, te vamos a comentar como deberías actuar.

  • Lo primero que tienes que hacer, es intentar escapar hacia un costado. Pero intenta mantenerte si es posible sobre los esquís o el snowboard.
  • Si el alud de alcanza, deshazte de todo el material (esquís, tabla de snow, mochils, bastones, etc). Si no lo haces, harán que te hundas todavía más.
  • Cuando veas que la velocidad del alud disminuye, tápate la boca y la nariz formando un hueco que te permita respirar y evitar el riesgo de asfixia.
  • Una vez dentro, intenta nadar hacia la superficie. Intenta ponerte de cara a la montaña, y da brazadas para ascender. Muchas personas que han sobrevivido a un alud, han explicado que esta técnica es efectiva.
  • Cuando la avalancha pare, la nieve se va a compactar y va a pesar mucho, por lo que, ascender te va a resultar prácticamente imposible. En vez de malgastar energía, es mejor que mantengas la calma y respires despacio para consumir poco aire.
  • Por suerte, los datos indican que en los primeros quince minutos la supervivencia es del 90%. Por desgracia, después de este tiempo, las posibilidades disminuyen bastante, pero aún así, hay personas que han sobrevivido más tiempo

 

Esperamos que nunca te veas envuelto en una situación tan extrema, pero, como nunca se sabe, siempre es mejor prevenir que curar y nunca está de más estar bien informado. Si te gusta escalar, también te puede interesar nuestro artículo sobre seguridad en escalada.

Recuerda que si tienes alguna duda o quieres compartir tu experiencia con todos, puedes dejarnos un comentario, mandarnos un email o escribirnos a través de nuestras redes sociales.
Y si no quieres perderte ninguna de nuestras publicaciones y enterarte de todo, suscribete y síguenos en nuestras redes sociales.
Tags: , , , , ,

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.