mayo 14, 2019

Técnicas que te ayudarán ante los imprevistos

 

Técnicas de rescate en buceo

El buceo es un deporte fascinante, y, por eso es uno de los más practicados. Ya te contamos cuales son las medidas de seguridad para disfrutar de las inmersiones y tener una buena experiencia. Pero no solo la seguridad es importante, también es conveniente que conozcas estas técnicas de rescate que te ayudarán ante los imprevistos que puedas tener. Ya que, bajo el agua nunca se sabe y siempre es mejor ser precavido.

Técnicas de rescate en buceo

Cómo entrar al agua de forma segura

Antes de saltar, comprueba siempre que no vas a caer encima de ningún compañero. Salta con un paso de gigante mirando siempre al horizonte. Une los talones para entrar en el agua con los pies juntos. Cuando vayas en barco de borda alta, si no tiene plataforma para saltar con un paso de gigante, tienes que entrar al agua con un salto vertical.

Aguas movidas…¿Cómo salgo del agua por la playa?

Cuando estés cerca de la playa, a unos 2-3 metros de profundidad, tienes que vaciar el aire de tu jacket para conseguir toda la flotabilidad negativa que puedas. Acércate a la orilla nadando. Es muy importante que no te acerques de pie. Cuando estés cerca de la rompiente, espera que venga una ola a tu favor para salir fuera del agua. Sigue moviendo los pies, utilizando las aletas sin parar hasta la orilla. Sal del agua gateando. Si lo haces así, evitarás que el oleaje te tire al suelo y te lleve de un lado al otro.

Qué hacer si te da un calambre

Te puede dar un calambre por distintos motivos: por un sobre esfuerzo, por frío, por falta de entrenamiento… Por eso, tienes que saber como actuar en caso de que te pase, y más si es debajo del agua.

Coge el extremo de la aleta de la pierna en la que te haya dado el calambre, estira de ella poco a poco para estirar el músculo y aliviar de esta forma la contracción.

Técnicas de rescate en buceo

Cómo ayudar y ascender a un compañero

Si te das cuenta que un compañero tuyo está en apuros, tienes que examinarle para saber cual es su situación. ¿Expulsa burbujas por el regulador? ¿a un ritmo normal? ¿a un ritmo acelerado? Una vez sepas en que situación se encuentra tu compañero, intenta tranquilizarlo en la medida que puedas y empieza a ascender con él. Lo primero, tienes que vaciar su chaleco, sujétalo fuerte por la cincha del hombro y controla la subida con tu jacket.

El ascenso se tiene que hacer mirándoos a los ojos. Controla el ascenso sujetando su chaleco y vaciando el tuyo conforme vais llegando a la superficie. Así podrás controlar vuestra flotabilidad.

Ya estamos arriba…y ahora, ¿cómo lo remolco?

Si tu compañero está consciente, hincha el chaleco para controlar la flotabilidad positiva. Cógelo por la grifería de la botella, es decir, por detrás. La cara de tu compañero tiene que estar siempre fuera del agua. Háblale mientras le remolcas, así sabrás que estás ayudándole y que no está solo.

Otra forma de remolque, es hincharte el chaleco para controlar la flotabilidad. Tu compañero tiene que estar en el agua boca arriba. Coloca tus hombros bajo sus pies y tus manos encima de sus piernas. Mira la cara de tu compañero siempre, para comprobar en todo momento como está, y hablándole para tranquilizarle.

¡Mi compañero está inconsciente! ¿Qué hago?

Si tu compañero está inconsciente, lo más importante es que mantengas la calma. Acércate lo más rápido que puedas, y comprueba si respira, si expulsa burbujas, etc. Si ves que ha soltado la boquilla, comprueba si sale aire de su regulador y cuál es la presión en el manómetro. Si no tiene presiónponle la boquilla de tu octopus en la boca mientras aprietas el botón de purga. Así te aseguras de dárselo vacío de agua. Colócate detrás de él, pasa tu brazo derecho por debajo de su chaleco y su axila para poder sujetar el regulador en su boca y levantarle suavemente la cabeza para no bloquear la glotis mientras asciendes. Con la mano que te queda libre, acciona tu jacket para controlar la flotabilidad. Intenta respetar la velocidad de ascenso tanto como puedas. Recuerda que no por ir más rápido le vas a ayudar más, ¡al revés!, puede ponerse peor. Cuando estés en la superficie, hincha su chaleco y pide auxilio mientras empiezas con la maniobra de primeros auxilios.

Si tu compañero es más grande o con más volumen que tú, después de evaluar su estado y ponerle la boquilla del regulador purgándola, vacía tu chaleco.  Utilizando el suyo, ponte detrás de el, pasando el brazo derecho debajo del chaleco y de su axila y con la mano le sujetas el regulador y le levantas la cabeza. Con la mano que te queda libre, en este caso tienes que accionar su compensador para controlar la flotabilidad. Los pasos siguientes, son los mismos que con la técnica anterior.

Técnicas de rescate en buceo

Como insuflar aire a un compañero inconsciente

No olvides que lo más importante es evacuar a tu compañero hasta la embarcación o la orilla lo más rápido posible para poder hacer una correcta reanimación. Pero, en caso de ahogamiento, es imprescindible mantener oxigenado a tu compañero desde el principio.

Una vez en la superficie, si tu compañero está inconsciente y no respira, tienes que hincharle el chaleco para que siga con flotación positiva, pero ten cuidado, no le oprimas mucho el torax.  Da la señal de emergencia al patrón de la embarcación y asegúrate que te ha visto para que te recoja y empiece el plan de evacuación. Coge su regulador y púrgalo antes de ponérselo. Si ves que no tiene aire, ponle la boquilla de tu regulador purgándolo cada 5 segundos, pero siempre de una forma muy suave. Si no lo haces así, podrías causarle lesiones.

Cógele la barbilla y el regulador, asegurándote que su boca se queda cerrada y acoplada a la boquilla del regulador. Con los dedos pulgar e índice de la otra mano, pínzale la nariz, asegurándote que están abiertas las vías respiratorias. Te darás cuenta que las vías respiratorias están suficientemente abiertas si el pecho de tu compañero se expande al purgar el regulador cuando insuflas aire. Al dejar de insuflar aire, el pecho desciende.

Para remolcarlo, mientras le das aire del regulador, puedes hacerlo desde atrás. Cógele por la cabeza, abriéndole las vías respiratorias y nadando hacia atrás. Cuándo llegues al barco, quítale todo el equipo que puedas, sin dejar de efectuarle la respiración asistida.

 

Esperamos que nunca tengas que llegar a utilizar estas técnicas, y, posiblemente así sea. Pero de todas formas, es conveniente que las conozcas, de esta forma, podrás hacer frente a los imprevistos que puedan surgir. Recuerda siempre mantener la calma en todo momento.

Esperamos que este artículo te haya sido útil. Recuerda que puedes dejarnos un comentario, o bien escribirnos a través de nuestro correo electrónico y nuestras redes sociales. Además, si no quieres perderte ninguna de nuestras publicaciones, acuérdate de suscribirte.

Tags: , , , , ,

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.